Terapia Constelaciones Familiares

Una constelación familiar ayuda a observar la dinámica familiar desde una mirada objetiva, conectándose con el Yo superior para encontrar la fuerza interna y tomar decisiones en beneficio de la armonía sistémica.

¿Qué puedes tratar?

  • Problemas con la pareja actual, con la ex-pareja, “nunca encuentro la adecuada” o “por qué siempre escojo el mismo tipo de pareja”.
  • Problemas de vínculo con los hijos, “no me respeta”, “quiere ir por mal camino”.
  • Problemas de relación con el sexo opuesto, sobre todo en el área laboral.
  • Problemas con los padres o hermanos, de autoridad, dependencia, abusos, manipulación.
  • Abandonos o adopciones.
  • Dificultades en las relaciones con otras personas, como la incapacidad de aceptar al otro como es.
  • Pérdidas y duelos, como mantenerse en estado de negación, culpa o rabia, por ejemplo.
  • Superar sucesos trágicos, con la imposibilidad de soltar un recuerdo doloroso.
  • Malas decisiones, producto de seguir el guión familiar.
  • Orientación en momentos de cambio, ofreciendo alternativas de cómo avanzar en la vida con acciones concretas.
  • Sensación de no pertenecer.
  • Conectar con la verdadera misión de vida.
  • Adicción a las drogas, el tabaco, el alcohol, mostrando las implicancias de aquella conducta autodestructiva.
  • Enfermedades y otros problemas físicos, reconociendo las causas originadas en el sistema familiar.
  • Comprender destinos cortados bruscamente que son difíciles de aceptar, como las muertes prematuras, los abortos, un asesinato, detenidos desaparecidos, etc.
  • Mantenerse en un círculo vicioso de auto-boicot para no estabilizarse económicamente.
  • Encontrar fórmulas para conseguir éxito económico, profesional o personal.
  • Dar apoyo para tomar decisiones importantes, como los cambios de casa, profesiones inconclusas, cambios de carrera, etc.
  • Problemas con los compañeros de trabajo.
  • Dificultades para hacer despegar el negocio.
  • Obstáculos para desarrollarse socialmente, como la baja autoestima o la falta de confianza personal.
  • Emociones fuera de control o demasiado reprimidas, como tendencias suicidas.
  • Aceptar etapas naturales de la vida, como envejecer, divorciarse, jubilarse, etc.
  • Imposibilidad de tener hijos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *